No es una casualidad que, cada vez que busques algo en la red, comience a salir información relacionada con esa búsqueda en la publicidad de tu correo electrónico, páginas web o redes sociales. Por ejemplo, si buscas un pasaje a Japón, es probable que en las siguientes horas o días te salga publicidad sobre restaurantes y hoteles en Tokio.

Lamentamos decirte que no son los astros alineados que te están llamando a que cumplas tu sueño de tomarte una foto en Shibuya. Esto sucede porque todo lo que haces en la red es rastreado para conocerte y personalizar enfocar la publicidad hacia los consumidores potenciales.

Muchas personas utilizan el modo incógnito para hacer búsquedas que no quieren que sean rastreadas.

Cuando no quieres que cierta actividad en internet quede en tu computador, normalmente recurres al modo incógnito, con el cual te libras de que quede en el historial de búsqueda o como recomendación de autocompletado en la barra de búsqueda. Sin embargo, como informó Geek, este modo solo te protege de que alguien que tenga acceso a tu computador vea tu historial de búsqueda, pero otras partes como tu proveedor de servicios de internet si sabrá de tu actividad en línea.

Por ejemplo, cuando abres una ventana en modo incógnito en Chrome lo que sucede es que no se guardan los lugares que visitaste. Sin embargo, si usas este modo dentro de una red privada de oficina o un establecimiento otra persona podrá ver tu actividad, así como el proveedor de internet, así hayas tenido una sesión de navegación ‘incógnita’. Adicionalmente, los sitios que visites podrían saber que eres tú quien está allí. La misma historia se repite en el modo incógnito de Firefox, Safari o Internet Explorer.

Crece el interés por la privacidad en la red

A medida de que se conocen nuevos detalles sobre las interceptaciones que hacen las agencias de espionaje a los usuarios, ha crecido la preocupación por la privacidad en la red. Muchas personas podrían decir que no tienen nada que esconder, pero probablemente muchos tiemblen al pensar que alguien pudiera ver su historial de búsqueda o navegación.

En los últimos años hemos visto un desfile de equipos enfocados en la privacidad como el Boss Phone, que estará basado en el cifrado de Tor. Otros ejemplos incluyen el Blackphone, cuyo fabricante afirma que, al no tener los servicios de Google Play, se aleja del registro de datos de la compañía de Mountain View.

Por otro lado, el uso de buscadores alternativos a Google, como DuckDuck Go, ha aumentado en los últimos meses. Hace un par de años, el buscador del pato, que tiene dentro de su política no hacer seguimiento a sus usuarios, contaba con tres millones de búsquedas al día.Actualmente, de acuerdo con información de The Guardian, DuckDuck Go cuenta con 3.000 millones de búsquedas al año, es decir, 8 millones de búsquedas al día.

Los números de DuckDuck Go todavía son bajos, teniendo en cuenta que, de acuerdo con la publicación inglesa, la cifra que el buscador ‘seguro’ reporta al año, equivale a los números de búsquedas que maneja Google en un solo día.

Para los más preocupados por su privacidad, el panorama es desalentador. Es un hecho que nuestra actividad en línea podría ser interceptada en la mayoría de los casos y es poco lo que podemos hacer, en especial si accedemos constantemente a servicios gratuitos de correo electrónico, tenemos un smartphone y publicamos o enviamos mensajes a través de nuestras redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea. De hecho, la solución ni siquiera está en utilizar celulares básicos, como vimos recientemente con el caso del Nokia 8210 en el Reino Unido.

Tomado de Internet

Napster

Anuncios