Solucionando problemas en Windows 10

Por lo general, las actualizaciones tanto de programas como de los sistemas operativos son recomendables ya que nos permiten solucionar problemas y vulnerabilidades que pueden afectar a nuestra experiencia de uso. Sin embargo, algunas veces, estas actualizaciones pueden solucionar un problema y causar otro, por lo que los desarrolladores nos obligan a elegir entre una aplicación o un sistema operativo seguro y actualizado o uno que funcione mejor, aunque no esté actualizado.

Windows 10, con el tema de las actualizaciones, es bastante cerrado. Por defecto, el sistema operativo descargará todos los parches y los instalará sin que el usuario pueda elegir. Aunque normalmente no suele haber problemas con esto, en algunas ocasiones estas actualizaciones no terminan de funcionar correctamente con muchas aplicaciones instaladas en el ordenador, tal como ha ocurrido con el último parche KB3132372 que, tras instalarlo, han dejado de funcionar algunas aplicaciones en Windows 10.

Nosotros, personalmente, hemos encontrado el fallo en el entorno de programación Game Maker Studio, el cual, de la noche a la mañana, pasó de funcionar perfectamente a causar los errores de excepción (llegando incluso a bloquear el sistema operativo) cada vez que intentábamos abrir un proyecto o a crear uno nuevo.

El mensaje de error completo era el siguiente: ‘External exception 80000003.‘ ‘Access violation at address 64B90227 in module ‘libcef.dll’. Read of address C77B3CAA.’.

Tras mucho investigar, en los foros oficiales de YoYoGames, encontramos a un gran número de usuarios afectados por este problema, siendo el culpable de ello el parche KB3132372 de Windows 10 que se instaló el pasado día 29 de diciembre de 2015. Game Maker no es el único software afectado por este problema, por lo que a continuación vamos a facilitar dos formas diferentes de solucionarlo para poder volver a utilizar sin problemas nuestras aplicaciones favoritas.

Cómo solucionar el problema con la actualización KB3132372 de Windows 10

Microsoft, por su parte, no ha publicado ninguna declaración al respecto, por lo que los usuarios afectados por este problema han quedado desatendidos. Se espera que en breve la compañía libere un parche que lo solucione, sin embargo, de momento nada.

Por suerte, existen dos formas de solucionar estos errores. La primera de ellas, la más sencilla pero menos recomendable, es desinstalar la actualización de seguridad. De esta manera, cuando alguna aplicación intente conectar con alguna de las direcciones que causan la excepción no entrará en conflicto el parche y todo funcionará sin problemas.

Como desinstalar un parche de seguridad es poco recomendable, otra opción que tenemos es bloquear el acceso a los dominios que causan los problemas. Esto podemos hacerlo de varias formas, aunque las más recomendables son:

  • Bloquear los dominios en el Firewall, una medida sencilla, pero en muchas ocasiones ineficaz.
  • Configurar los dominios como “sitios restringidos” en Internet Explorer. De esta manera, cuando cualquier aplicación intente acceder a ellos, se bloqueará su acceso, evitando que salte la excepción.

Sitios Restringidos de Internet Explorer

Una vez configurados los sitios como restringidos la excepción no aparecerá más, volviendo a funcionar las aplicaciones sin problemas, hasta que Microsoft decida solucionar el problema, tanto desconocido como aleatorio.

¿Te has visto afectado por este problema?

Napster

Anuncios